Centro de Recepción de Visitantes del Canal de Castilla.

Naves de picos

Con motivo del acondicionamiento de la antigua «nave de picos» del Canal de Castilla, en Alar del Rey (Palencia), hemos diseñado una serie de 10 paneles informativos de 2×1,5 metros cada uno.

La reforma completa de este antiguo edificio tiene el objeto de convertirlo en un Centro de Interpretación del Canal de Castilla. Al entrar, se inicia la visita con unos paneles dedicados a explicar la historia y los inicios del Canal, los viajeros ilustres que lo visitaron en el pasado y las industrias que surgieron en esa época alrededor de esta infraestructura. Otros paneles hablan de las especies animales y vegetales más abundantes en el entorno y también un cronograma con los acontecimientos más importantes que ocurrieron durante su construcción.

También hemos diseñado la señalética del edificio y de todos sus servicios.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

Paneles informativos diseñados por Gráfico Gabinete.

El objetivo del Centro de Recepción de Visitantes, de 3.000 metros cuadrados, es convertirse en un espacio de información para los visitantes. En su interior cuenta con un área de información turística; una zona de exposición permanente y otra temporal; una cafetería, un espacio destinado a tienda temática para la exposición y venta de productos de la provincia y un vivero de empresas vinculadas al turismo.
La concepción global del edificio incluye además una zona de ocio y descanso para potenciar las posibilidades turísticas de esta infraestructura, ofreciendo actividades en la dársena del Canal como senderismo, cicloturismo o piragüismo.

El Canal de Castilla

Para comprender el Canal de Castilla es necesario situarse en la época que lo vio nacer. Hoy día sería inconcebible una obra de tal complejidad, ya que el nivel de desarrollo en los transportes lo haría innecesario. Hay que tener en cuenta que, cuando se ideó su construcción, no existía el ferrocarril.

También sería incomprensible si no nos situamos en el contexto de la época: la Ilustración, un movimiento intelectual nacido en Francia e Inglaterra. Después del Renacimiento, aparecieron nuevas ideas y descubrimientos que cuestionaron el pensamiento medieval, donde todo era obra de Dios, para pasar a creer en el progreso del ser humano, y esto solo se lograba mediante el esfuerzo personal de cada individuo. Ahora el hombre era libre de transformar su destino.

En el mundo occidental supuso, dentro del terreno del pensamiento, el paso de la Edad Moderna a la Edad Contemporánea.

Los filósofos ilustrados buscaban la verdad científica. La fe ya no era el medio para llegar a ella, sino la razón. Era, en su criterio, la única herramienta que tiene el hombre para encontrar la verdad sobre la naturaleza y el universo.

Lo que la Ilustración busca desesperadamente es poder sacar al hombre de su miseria intelectual y material; de su dependencia de las creencias supersticiosas; de su incapacidad de ejercer la soberanía sobre su propia conciencia.